La mastopexia es el procedimiento quirúrgico que corrige las mamas que se han caído luego del periodo de lactancia o perdidas de peso.
Después de una intervención de este tipo es ideal realizarse un tratamiento post quirúrgico basado en el drenaje linfático manual para una óptima recuperación. Te damos los motivos por los cuales es aconsejable realizarte un tratamiento post quirúrgico tras una mastopexia:

  1. Elimina la tensión y tirantez de la mama, haciendo menos incomodo el proceso de recuperación.
  2. Disminuye las molestias y el periodo del post operatorio.
  3. Disminuye notablemente la inflamación del pecho.
  4. Acelera la recuperación de los tejidos.
  5. Evita la retracción de la cicatriz.
  6. Elimina las molestias de espalda generadas por la intervención.
  7. Mejora considerablemente el dolor y la sensación de agujetas.
  8. Elimina el edema periareolar.
  9. Facilita el aporte de nutrientes y la eliminación de desechos; favoreciendo así la cicatrización.
  10. Elimina la retención de líquidos.

LEER MÁS SOBRE ESTA INTERVENCIÓN

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies