Carboxiterapia corporal

La carboxiterapia consiste en la aplicación subcutánea de dióxido de carbono (CO2) medicinal de alta pureza con la ayuda de un equipo programable y automatizado con fines terapéuticos o estéticos. Destruye las células de grasa, estimular el flujo sanguíneo, mejorar la elasticidad de la piel y reducir la apariencia de la celulitis.

El proceso consiste en la aplicación de microinyecciones localizadas de CO2 mediante un equipo diseñado especialmente para este fin. Nuestro equipo se encarga de controlar la velocidad de flujo del gas (contenido en un tanque), la dosis administrada y el tiempo de inyección. La introducción del CO2 se realiza por vía subcutánea, gracias a una fina aguja a la que llega el gas a través de un conducto flexible desde el equipo.

La duración de una sesión de carboxiterapia puede oscilar entre 30 y 60 minutos, dependiendo de qué áreas se vayan a tratar, y cuántas de ellas en una sola sesión.