Rinoplastia bajo anestesia local

La rinoplastia es una cirugía para reparar o mejorar la nariz. Principalmente se realiza para modificar el interior (tabique nasal) y mejorar el paso de aire, o bien el exterior (huesos propios) mejorando la estética y apariencia. A veces se realizan ambos procesos a la vez.

Información general

Una rinoplastia es un procedimiento muy común en cirugía plástica. Se realiza para aumentar o reducir el tamaño de la nariz, cambiar el ángulo del puente nasal, estrechar la apertura de los orificios nasales, o cambiar el ángulo nasal.

La modificación del tamaño del tabique nasal se realiza por procesos de malformaciones congénitas o por obstrucción intensa nasal al paso del aire en la respiración (produce apnea del sueño, ronquidos, etc.) por la desviación del tabique.

Se realiza bajo anestesia general o local, dependiendo del alcance del procedimiento y actitud del paciente. Por ello puede realizarse en la consulta o en un quirófano del hospital. Si el procedimiento es complejo se requiere el ingreso en el hospital unos días.

Con la anestesia local, se aplica un tranquilizante general y un anestésico local para la zona de cirugía, pero el paciente está consciente durante la intervención. Con anestesia general el paciente está dormido y sin dolor.

La incisión se realiza por el interior de las fosas nasales. Dependiendo del caso se pueden aplicar metales para mantener la pirámide nasal o tejidos blandos sintéticos en sustitución del tabique nasal.

Sin escayolas ni taponamientos con una recuperación más rápida y de forma completamente ambulatoria.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies