La presoterapia permite activar el drenaje linfático, y consecuentemente, elimina las grasas aunque en la actualidad se ofrece como complemento en cantidad de tratamientos estéticos, principalmente para corregir celulitis y flacidez, su principal función es la terapéutica, pues continúa representando el aspecto más importante: conseguir excelentes resultados, aplicados a personas que sufren problemas circulatorios retención de grasas y líquidos.

Por lo tanto, podemos considerar a la presoterapia como un tratamiento estético con importantes beneficios para la salud de nuestro cuerpo.

Se trata de un procedimiento totalmente indoloro y muy sencillo de aplicar.

¿Cómo se aplica este tratamiento?

Utilizando un par de botas o manguitos neumáticos, con una doble pared que forma una pared hinchable, se aplican determinadas presiones de aire sobre diferentes partes del cuerpo, ejerciendo una compresión y un relajamiento alternados que actúan de forma muy eficaz en nuestro sistema linfático. Esta técnica promueve además la recuperación de la elasticidad cutánea y aumenta el aporte de oxígeno a los tejidos, facilitando la regeneración tisular.

Se realiza introduciendo las extremidades en una especie de botas o manguitos neumáticos con cámaras de aire conectados a un aparato que contiene un compresor de aire se encargan de administrar dichas presiones de aire de manera efectiva a lo largo de los miembros afectados (piernas, abdomen y brazos).

Como mencionamos anteriormente, es un tratamiento excelente para activar la circulación, también eliminando el peso en las piernas, várices y otros problemas circulatorios.

Además, produce un efecto relajante, una sensación de masaje muy agradable, proporcionado por el movimiento del aire dentro de las cámaras neumáticas.

LEE MÁS SOBRE ESTE TRATAMIENTO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies