Tratamiento de varices

La esclerosis vascular ha sido, y continúa siendo el tratamiento ideal de las pequeñas varices (menos de 1 ó 2 milímetros de diámetro, y apenas palpables bajo la piel), también conocidas popularmente como arañas vasculares, fuera cual fuera su localización, y prácticamente todas las varices de esta categoría pueden ser eliminadas mediante escleroterapia.

La esclerosis vascular consiste en todos los casos en producir de forma controlada una reacción inflamatoria en las paredes internas del vaso a tratar, con fibrosis y proceso cicatricial secundarios, que van a ocasionar su cierre.

Existen diversos procedimientos para la esclerosis vascular, los mas frecuentemente utilizados son:

  • Esclerosis química: inyectando líquido esclerosante en el interior del vaso.
  • Esclerosis con espuma: variante de esclerosis química, donde se inyectan los esclerosantes en forma de espuma, tras haberlos sometido a una manipulación físico-química…
  • Fotoesclerosis: utilizando energías lumínicas (láser, IPL, etc) que lograrán la coagulación de la sangre en el interior del vaso y posterior colapso de las paredes del mismo.

Todos los procedimientos son igualmente efectivos; es una cuestión de indicación específica, y en ocasiones son combinables en el mismo paciente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies