La mesoterapia facial  es una de las soluciones estéticas más demandadas especialmente, en las épocas de cambio de estaciones, pues rehidrata y revitaliza la piel de una manera profunda. Los resultados pueden apreciarse de manera inmediata.

Consiste en aplicaciones transcutáneas con diferentes fórmulas con vitaminas, minerales, ácido hialurónico, aminoácidos o verdaderos cócteles revitalizantes

El verdadero secreto de la mesoterapia facial es la capacidad de captación de agua que consigue el ácido hialurónico, que al ser inyectado la atrae y retiene, además de estimular la piel con los pinchazos que se aplican.

El resultado es una piel con textura jugosa, hidratada, luminosa, y con un aspecto saludable.

El ácido hialurónico, un componente esencial en estos tratamientos

Cuando se aplica ácido hialurónico inyectable (presentado en forma de gel o muy fluido) se refuerza y rehidrata la dermis desde su interior.

Hay una diferenciación entre el ácido hialurónico reticulado y el no reticulado.

En el reticulado, las moléculas se entrelazan y forman una especie de malla, que permite modelar el rostro, especialmente en sus contornos, dando un ligero volumen dada su densidad molecular y permaneciendo más tiempo sin reabsorberse.

El no reticulado es el más utilizado a la hora de realizar una mesoterapia, porque en él las moléculas están libres y se distribuyen de manera uniforme en los tejidos cutáneos. Se comercializa en forma de gel (más ligero) o en presentación acuosa.

Pinchar la piel es otro secreto del tratamiento de mesoterapia

¿Por qué? Pues solamente por el hecho de pinchar superficialmente la piel se produce una estimulación que favorece su mejora y producción de colágeno.

Se produce una angiogénesis en la cicatrización (formación de vasos sanguíneos a partir de vasos existentes), todo esto es a nivel muy superficial, aplicándose microinyecciones. También se utilizan en muchos casos, una “pistola” que acelera el proceso.

Las zonas más tratadas son:Bolas de bichat

  • La periocular y mandibular
  • El rostro,
  • El cuello, escote y manos.

Es un tratamiento indoloro, pues se aplica una anestesia local previamente, lidocaína.

Depende también de la sensibilidad de cada persona, pero es perfectamente tolerable. Cada sesión dura entre 25 y 35 minutos.

Es recomendable, planificar con antelación el tratamiento, pues pueden aparecer algunos hematomas después del tratamiento. Y es posible una ligera inflamación el primer día, en las zonas donde fue aplicado.

Como el material aplicado es reabsorbible, desaparece lentamente con el transcurso del tiempo.

¿Para quienes está indicado este tratamiento?

  • Pieles apagadas,
  • Pieles deshidratadas,
  • Para eliminación de arrugas superficiales y su prevención.
  • En las pieles jóvenes tiene un efecto preventivo  dando un aspecto radiante
  • En las pieles maduras aporta tersura, y repara y produce un efecto tensor ligero

En Clínica Garcilaso ofrecemos este tratamiento, realizado por médico profesionales especializados en estética.

Pincha en este enlace para ver más

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies