Bañador, sombrilla, palas, toallas y nevera. Toda la familia cargada con toda clase de artilugios y lista para ir a la playa. Y, por supuesto, con la crema protectora puesta desde una media hora antes de salir de casa. “Porque si no, tarda más en hacer efecto”, según nos han dicho toda la vida. Algo que, un nuevo estudio publicado en el Journal of de European Academy of Dermatology and Venereology y realizado por dermatólogos miembros de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), ha concluido que es falso: “La absorción de la radiación ultravioleta de la crema protectora es efectiva desde el momento de la aplicación, aunque no se estabiliza hasta el minuto 10”.

“Saber esto permite utilizar los fotoprotectores de una manera más eficaz, ya que no es una excusa no haberse puesto la crema en casa para aplicarla en la playa”, explica la doctora María Victoria de Gálvez, dermatóloga de la Universidad de Málaga y miembro de la AEDV. Además, aplicarlo en el lugar donde vamos a tomar el sol evita que la fricción de la ropa o el sudor eliminen parte de la protección.

Y ahora que sabe que no se tiene que aplicar la crema hasta que llegue a la playa, aproveche esos entre cinco y 10 minutos de exposición al sol sin protección que, según Lourdes Carrillo, coordinadora del Grupo de Nutrición de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, son necesarios para que nuestro cuerpo sintetice la vitamina D, cuyo déficit se asocia a enfermedades como la osteoporosis y el cáncer de colon, mama y pulmón.

Una vez pasado este tiempo, no deje de ponerse la protección por todo el cuerpo y recuerde evitar estar al sol durante las horas en las que la radiación es más fuerte: entre las 11 de la mañana y las 16 de la tarde.

Si se quema, nada de ungüentos

Desde la AEDV también recomiendan no seguir los remedios caseros contra las quemaduras que se hacen virales. Lo que hay que hacer, explica Rosa Taberner, especialista dermatología, es “evitar la exposición al sol hasta su curación. Se deben evitar los ungüentos y lociones que contengan anestésicos locales y otros fármacos sensibilizantes, dado el riesgo de dermatitis de contacto alérgica”.

Fuente: El Pais